María Luisa Córdoba estará presente en FILZIC 2021

La escritora oriunda de Copiapó – Chile. Conversó con nosotros previo a la nueva versión de Filzic 2021. Entregándonos detalles de su persona, su visión a temáticas de contingencia en nuestro país y el mundo, como también la conexión que llevan sus libros.

María Luisa también estará presente en la nueva versión de FILZIC 2021. No te pierdas esta gran oportunidad de compartir con ella y obtener una copia firmada.

Aquí te compartimos la siguiente entrevista:

  1. ¿Qué te produce el pensar en generaciones de mujeres que han parido no solo hijos, sino cadenas de opresión que vulneran su integridad por siglos?

Siento que estamos viviendo una época luminosa para las mujeres, somos capaces de mirar y reflexionar en torno a la opresión y postergación de nuestras madres y abuelas, hoy vivimos el privilegio legado por todas las mujeres que nos precedieron y que dejaron de lado sus anhelos y deseos para gestar nuevas generaciones de artistas y creadoras, empoderadas y conscientes de esta garantía que es poder poner en valor a quienes fueron silenciadas. Es un orgullo y al mismo tiempo un deber, porque callar hoy no es una opción. Las herramientas digitales que nos entrega la modernidad nos permiten dejar vestigios de esta nueva ola del feminismo a través de diversas disciplinas artísticas. Como escritora chilena y nortina, no puedo sentirme más orgullosa de levantar la voz y llevar un mensaje de aliento a todas aquellas que sin ser madres de un ser humano, sí son gestantes de una nueva forma de mirar el mundo, desde la paridad y el respeto.

  1. En mamerta podemos leer una visión de mujer dispuesta a ser, más allá de las construcciones impuestas, ya que muchas de ellas también lo llevan en soledad, ¿Qué podemos hacer como sociedad dar un aporte en la vida de una madre 2021 o que necesidad como sociedad tenemos en deuda?

Creo que no existe una respuesta correcta desde la perspectiva de una madre en pleno 2021, porque es válida la abnegación como también la abstención de la crianza, pero sí considero que como sociedad tenemos una deuda enorme con las mujeres. Las nuevas generaciones merecen crecer con dignidad, sin imposiciones propias de estructuras rígidas, como por ejemplo la familia nuclear, que para mí está obsoleta.

Las niñas y niños merecen vivir en un entorno de amor, eso no necesariamente implica una madre y un padre, existen tantos tipos de familias y cada una de ellas tiene su validez. Confío plenamente que estamos viviendo una transición fundamental en materia de coparternalidad y en ese sentido, el instinto materno debería tener el mismo peso que el instinto paterno. Para mí queda absolutamente descartada la posibilidad de que una mujer sea 100% responsable de un ser humano en crecimiento, creo que es una construcción política, y hoy somos testigos de la presencia masculina en los primeros años de vida de esta nueva generación. Es una deuda que tenemos pendiente. Soy optimista en ese sentido, creo que nuestra generación está dejando atrás los prejuicios y está apuntando a una sociedad más equitativa e justa.

        3.      En materia de vinos ¿qué hay en este brebaje en especial que oxigena en tiempos amargos y revitaliza el cuerpo en victorias?

Mi última novela “A mi mamá le gusta tomar vino” reflexiona en torno al brebaje etílico como una forma de escape a los dolores que hemos heredado de una generación de personas que no tuvieron la posibilidad de expresarse y mucho menos de acceder a terapias psicológicas para sanar aquello que les pudo haber causado traumas. No se trata de una novela que vanaglorie el consumo del alcohol, todo lo contrario, fue este elixir el que permitió que muchas mujeres soportáramos los vejámenes de una sociedad machista que puso hincapié en cargarnos el peso de elegir entre la maternidad y el desarrollo profesional. Fuera de aquello, creo que una copa de vino es un refugio, un sorbo de alegría que genera el impulso de seguir avanzando, ya sea para cumplir los deberes domésticos y los desafíos laborales, como también para tomar un respiro ante la adversidad de un contexto incierto que nos invita a ser mejores personas, a construir una sociedad más empática y más sensible.

La feria multicultural más importante del norte de Chile, está por comenzar.

¡Nos volveremos a encontrar! Este 26 de noviembre al 05 de diciembre en Mall Plaza Antofagasta. Te esperamos.

FILZIC 2021 © Todos los derechos reservados.